en corrida

Lo que no controlás, no lo gestionás

marzo 24, 2015

Hace tiempo que no escribo.hace poco que volví a correr. No se por que dejo de correr cada tanto. Siempre que retomo pienso en lo bien que me hace, la manera en la que limpia la cabeza, afloja el cuerpo, como desata la energía de cada músculo olvidado y te tira en un cansancio feliz una vez terminado el recorrido.

Tal vez algún día aprenda que siempre es mejor correr, antes que pensarlo, antes que meditarlo. Atarse las zapatillas y salir.

 

Processed with VSCOcam with f2 preset

Mi rutina últimamente fue bastante laboriosa. Hay tanto por hacer. Este año arranque con nuevos proyectos y con muchas pilas. Correr fue parte de eso, pensar mientras estoy en el camino, repensar y enfocar con cada vuelta. Pero a veces en medio de tantas cosas y tanto calor que hizo, parece difícil meter una hojita o dos entre semana.

Por oro lado en lo que hace al bienestar, cambie mis hábitos alimenticios, estoy incorporando nuevas costumbres, nuevos polvos mágicos y semillas multipropiedades. Que harían toda estas cosas ? Creo que tanto oírlo y escucharlo me dio ganas de probarlo y ando metiéndole cuanto alimento leo y me recomiendan a mis comidas y jugos cotidianos. Y tratando de mejorarlas también. Arranque toda esta locura nutricional cuando decidí someterme a la bendita bandita de fitness. Mi esposa nutricional Jawbone UP 24. Una cintura d elástico y metal que me esta haciendo jugar a comer y vivir mejor. Soy alérgica al metal, y sigo usándola y viendo de que manera me la banco puesta el mayor tiempo posible. Por qué no incorporar OTRA complejidad a la vida cotidiana? por qué no medir el bienestar físico? Una vez me dijeron una frase que ya es una de mis frases de cabecera en lo que hace al emprendimiento :

 Lo que no controlás, no lo gestionás.

Las mediciones, los datos son una forma de aprender y entender hábitos. Por que no ponerse una pulsera, que mida todos. Los pasos que uno realiza, por que no tomarse el tiempo de escribir cada una de nuestras comidas diarias ?

Porque es una gran perdida de tiempo. Porque nos da vergüenza o nos sentimos medio dominados, sometidos, cada vez que alguien nos pregunta “que es eso que tenes en la mano?” Si, totalmente de acuerdo. Pero tomándoselo con risa a veces y aprendiendo del juego en serio algo se gana.  Y quien me quita lo bailado! … con todos esos pasitos sumados, je. Seguiré poniéndole Chia a mis jugos, lino a mis cereales, caminando al kiosco de la esquina para sumar pasos, probando menúes con leche de almendras en vez de lácteos y cambiando por frutas algunos de mis platos. Veremos en que termina este experimento.

Cosas que aprendí gracias al juego

  1. Una buena medida de fibra diaria para consumir son 25g que son mas o menos unos cereales, dos ensaladas y 5 frutas diarias. MUCHÍSIMO.
  2. Cada semilla tiene su jeite. La chica se consume hidratada (15′ en agua o jugo) o molida en la comida, o tostada. el sésamo también es mejor tomarlo molido
  3. Es muy difícil comer solo los carbohidratos necesarios, siempre siempre me paso
  4. Hay que meterle unas 5 frutas a cada día, mínimo, por fibra y por todo lo otro
  5. La leche de almendras es muy fácil de hacer
  6. Las bananas y la palta son un win win total
  7. Esta mujer es insoportable pero tira buenos tips
  8. Nunca antes tome mas de 4 vasos de agua cotidianamente. Y es necesario estar tomando agua constantemente.
  9. El jugo esta bueno pero es mejor comer la fruta entera. Un embole.
  10. Un tropezón no es caída, y de vez en cuando hay que mandar fruta, en el sentido figurativo, ya que me refiero a que hay que comer alguna que otra porquería porque sino es insostenible. Y por un ratito basta de fruta.

Salud

Processed with VSCOcam with f2 preset

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Budín de Limón y Almendra – La vida suculenta mayo 30, 2015 at 11:37 pm

    […] que lo mejor de haber hecho leche de almendras casera es haber inventado algo que hacer con la pulpa que queda : este gran budín. Tomé una receta de […]

  • Reply Mentoreo – La vida suculenta junio 11, 2015 at 10:57 pm

    […] A diferencia de la mayoría mi propio programa de mentoreo arrancó al terminar el de Voces Vitales. En el día del cierre, me quedé charlando con una de las mentoras. Una mujer clara, sin vueltas que en 3 preguntas me sacó el status de la empresa. Yo respondí el bombardeo de preguntas sin dudar y eso le dio a entender que sabía de lo que estaba hablando. Mas tarde L me diría que eso fue lo que le interesó de mi, que sabía perfectamente todos los datos y que no es tan común (aprendí la lección: lo que no controlas no lo gestionás 😉 […]

  • Leave a Reply