en corrida

Diez

abril 21, 2015

Este domingo corrí mi primer carrera. Me desperté antes que nadie. Todavía era de noche. Algo parecido a despertarse bien temprano para ir de viaje pero no. No me acostumbro a comer algo antes de salir a la mañana pero esperando a que nos buscarán con los nervios me comí una barriga de cereal. Llegamos al lugar de la largada y de repente estábamos en otro horario otro lugar. Eran menos de las ocho de la mañana. Había miles de personas saltando, corriendo, haciendo cola para ir al baño, cantando. Un DJ pasando temas que me resuenan fuerte hasta en los peores horarios de la noche. Y eran las 8. Sentí que se me había dado vuelta el reloj, era demasiado mi sueño y demasiado fuerte el ruido y la energía del ambiente.

Al poco tiempo estábamos todos amuchados esperando la largada. Me paré al lado del cartel que decía “Yo corro en 55, 65 minutos” como si supiera.

Preparados, listos y ya. Arrancó la carrera, pero no como uno se espera, no como yo m lo esperaba. No sé que pensaba que pasaría al sonar la chicharra. La gente al lado mío no se iba a esfumar. Y así fue como los primeros 3 minutos fueron de paso de hombre, lento entre la multitud. Recién después de pasar el arco de largada, a los 100 metros se empezaba a separar la gente y se podía ir tomando ritmo. El resto de la carrera pasó volando. Fue rarísima la sensación de correr acompañada, mirando sus caras, viendo sus costumbres de otros,  siguiendo su ritmo. Y así fue que corrí más rápido que nunca.

Y en mis auriculares me acompañaron los mismos que tanto sonaron en todos estos kilómetros de entrenamiento recorridos. Chef, Sufjan, Arcade Fire.

Los ultimos metros fueron euforia pura. Llegué a la recta final en velocidad y con una sonrisa de oreja a oreja. Me choqué al llegar con las caras de los otros y esa misma masa que atolondró toda la salida, pero ya había terminado y la ansiedad había pasado. Fueron 60 minutos 10 segundos de velocidad y felicidad.

Cumplí mi meta de correr un 10k en carrera.

Chin chin por mí.

IMG_2924

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply