en casa

To compost or not to compost

junio 12, 2016

Hace 2 años que la compré. Fue una compra simple, quien lo hubiera imaginado, siendo tan poco común por acá, la compré por mercado libre. No tuve que mirar mucho, sabía lo que quería. El primer encuentro entre ella y él fue en su oficina, porque la opción de envío más simple era esa. Igualmente al final la tuvo que ir a buscar, peor. A la casa de su dueña, que la tenía esperando ansiosa. Se la dio, le contó como tratarla, hasta casi lo convenció de que era fácil de cuidar. No sabía con quien estaba hablando.

Él volvió y me la trajo a casa. Yo estaba feliz, era lo que había estado buscando. Lo primero que hicimos fue llevarla a la terraza, su lugar en el mundo. Él me contó casi entusiasmado lo que le había dicho su dueña, los consejos de cuidado, de limpieza, de todo. Y yo tomé nota y escuché.

Ese día debe haber sido el último que estuvimos a gusto los 3: mi marido, yo y mi compostera.

Hacer compost no es tarea fácil. Es facilísima. Y no, no hay excusas. Mi idea de este post es bajar un par de consejos para hacer que esta nuevo emprendimiento familiar no les genere todas las discusiones que me generó a mi, ni tampoco les cueste, que sea algo más, para incorporar y ganarle la batalla a cualquier marido / mujer / cónyuge / familiar que se oponga.

The machine

Lo primero, básico y fundamental es tener la compostera. La mía es de Fábrica Orgánica. Es chica y simple, y la elegí porque entraba en mi rincón de la terraza. Y entra en cualquier balcón, y hasta me animaría a un lavadero: bien hecho el compost NO TIENE OLOR._MKZ0133

La compostera se divide en 3 compartimentos:

  • el cajón de arriba, donde tiramos los desechos vegetales (SOLO TIRAMOS VEGETALES)
  • el del medio, donde pasamos los desechos cuando se llenó el de arriba, así se sigue descomponiendo (si chicos, vamos a hablar de descomposición y lombrices y gusanos y peleas de pareja, todo en un post)
  • el tercero que en realidad es lo que recolecta todo lo que cae de los otros 2 y es un asco, fuerte, pero súper nutritivo para nuestras plantas, así que lo queremos.

Pueden ver más de como funciona acá.

Divide and conquer

Pero no es solo eso lo que precisamos para ganarle a la basura orgánica, hay algo básico y fundamental que no es la compostera sino el TACHITO donde juntaremos todo en NUESTRA COCINA. Porque si tenemos la compostera afuera, NO VAMOS A IR A TIRAR TODO CADA VEZ, así que dividan. Tengan el tachito de la cocina, cerca de donde cocinan y van a empezar a usarlo. Este tacho tiene que ser:

  • de plástico (fácil de limpiar) y fácil de vaciar porque no, claramente, si estamos pensando en generar menos residuos, NO VAMOS A USAR BOLSAS EN ESTE TACHITO. Lo vamos a llenar y lo vamos a vaciar. El mío tiene un tachito que se desmonta de adentro, no es nada especial, pero ayuda.
  • CON TAPA ( condición sin ecuanón) La tapa del mío es de las que pisas y se levanta. Y pensemos de hacerlo lo más fácil posible. Si encuentran uno que charle y los defienda de aquellos que lo critican, o le grita a los que tiran los vegetales en la basura, vayan por el, yo no lo encontré aún 😉
  • y tiene que ser chico, size matters. NO queremos juntar MIL cosas, queremos estar OBLIGADOS a vaciarlo muy periódicamente. Very importante : Sino ahí vienen las primeras discordias al grito de “ vos y tu compost y tu mugre y todas estas moscas en toda la cocina” y sí, después viene “hippie, sucia, etc”.

Entonces : Tachito, con tapa, chiquito, que lo vaciamos 2 o 3 veces por semana. 

Y no, no les voy a decir que lo vacío todos los días porque NO ES REALISTA y la idea es que el compost esté en el mundo de lo real, no en las revistas de decoración, de happy gardening, ni de Martha Stewart.

California girls

Lombrices Californianas imparables

Mi compostera funciona con las bacterias de la comida pudriéndose y con estas bellas figuras californianas y elongadas : las lombrices californianas. No son otras, son estas, las rojas. Arranquen con un frasco, a mi me las vendió la chica que vendía la compostera y ahora son millones.
Ellas hacen el compost. Hay algunas composteras que no sugieren lombrices, porque la comida se va pudriendo sola, pero tarda más.

Aparte después de un tiempo, les van a tomar cariño. Y de lejos, escucho, hippie, sucia, mugrienta. And I love it.

IN OR OUT

Nuestra compostera es como un vegano. Entreténganse hablando con uno si conocen y verán las restricciones de comida aplican a ambos, con la salvedad que no conozco veganos que coman papel… o ceniza…

IN – Las cosas que van a la compostura:

  • vegetales, crudos o cocidos, sobras de ensalada
  • nueces, almendras
  • café usado, saquitos de te
  • pedacitos de papel (cada tanto esto balancea el compost)
  • hojas secas, ramitos secos, ito ito.
  • cenizas a veces le pongo

OUT – las cosas que no van

  • nada de carne (ninguna comida que tenga pedacitos de, ni sobras)
  • lacteos, aunque admito que alguna vez tiré algún pedazo de tarta que sobraba MINIMO que tendría algo de queso, pero no no va
  • cítricos: los cítricos desarrollan, cuando se pudren, en su cáscara algo similar a la penicilina, con lo cual inhibe que el resto de la podredumbre se siga pudriendo (apá ! no se esperaban tanta tecnicatura, verdad? Sorprendoooo) entonces hay que solamente usar : las cáscaras secadas al sol. Y les pregunto: ¿Quién tiene tiempo de pelar y secar al sol los cítricos ? YO NO ! así que NO VAN Y PUNTO. Simplificar es clave.

Y ASÍ ES MUY-FÁ-CIL Y a la vez MUY DIFICIL HACERLO MAL

IMG_6734- opt

Habemus Compost

Van a ver que al principio parece que no pasa nada, pero que al mes se llenó el cajón y cuando empiezan a llenar el 2do y dejan el primero estacionar, en un mes lo ven y MAGIA HABEMUS COMPOST.

Y ahí, le pueden dar un POQUITO a sus amigos y a aquellos que se quejaban y contarles que no era tan grave, ni tan difícil y QUE REDUJERON CASI LA MITAD DE LA BASURA QUE GENERABAN y se pueden creer mil.

A por ello.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply